Retablos

Retablo playero y Retablo vasco, 2004. Óleo sobre lienzo. [Lienzo central] 130 x 195 cm. [2 lienzos laterales] 80 x 130 cm. c.u. [4 lienzos inferores] 40 x 40 cm. c.u.

Los retablos playero y vasco son dos obras que hacen apología al retrato y la identidad contemporáneos dentro del entorno cotidiano, estructurados en forma de retablo. Este se compone de una figura central: la reina de la playa –en el retablo playero–y el autorretrato –en el vasco–, siendo ambas figuras de mayor tamaño; con unos laterales: las damas estivales (retablo playero) y los pelotaris (retablo vasco) que refuerzan la tesis principal. Por último, hay cuatro leyendas inferiores que resumen sus efectos, los del sol en el playero y, la mueca estereotipada en el vasco. A todo ello se le suma el punto de visto irónico, casi sarcástico como colofón.

Ambos retablos, junto a la pieza Sin título, formaron parte de la exposición «Te cuento» en la sala Juana Francés de Zaragoza del 23 diciembre 2004 al 23 de enero del 2005. A su vez, el Retablo playero fue premiado ese mismo año por la Universidad de Zaragoza y forma parte de su colección.